Breaking News

Las Tazas, el balneario que se niega a morir

Cuando estaba a punto de cerrar sus puertas y convertirse en un campo yermo, el balneario ejidal “Las Tazas” fue resucitado por un grupo de hombres y mujeres que se negó a despedirse de uno de los lugares más emblemáticos de la antigua Cuautla, donde decenas de niños y niñas, hoy convertidos en adultos, acudían a nadar con sus amigos.

Ubicado en la colonia Cuautlixco, en el ejido del mismo nombre, “Las Tazas” sigue siendo uno de los balnearios más emblemáticos del municipio, al grado que hay un derrotero de transporte público que lleva su nombre, por la gran cantidad de gente que solía acudir a sus pozas en las que brotaba agua surgida en las profundidades de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.




La taza grande
Dentro del balneario, al otro lado de una malla ciclónica, existe una zona a la que muy pocos tienen acceso. Justo allí se encuentra la temida “Taza grande”, donde decenas de personas han muerto ahogadas tratando de nadar en sus aguas.

Con una profundidad de cerca de 10 metros, la taza grande es el mudo testigo de los tiempos gloriosos de este balneario, y se le teme como a una bestia de acuosos colmillos y garras.

“Aquí venían buzos”, recuerda Facundo Archundia Millán, quien pasó algunos de los mejores momentos de su infancia sumergiéndose en las tazas menos profundas de este balneario.

Hoy, el señor Archundia funge como tesorero del Comisariado Ejidal de Cuautlixco, el órgano campesino que administra el funcionamiento del lugar, que entró en funciones en septiembre de 2015.




Al llegar al balneario, dicho comité decidió restringir el acceso a la taza grande únicamente al personal autorizado, colocar candados y avisos de advertencia para evitar que la gente vuelva a poner en riesgo su vida.

La colocación de la malla ciclónica vino acompañada de un segundo propósito: revivir el área de albercas y hacer que el balneario diera un segundo respiro como centro de diversión para los habitantes de Cuautla y los turistas.

Un nuevo comienzo
Aunque el agua del manantial ya no se encuentra al mismo nivel que antes, resultado de la perforación de nuevos pozos para abastecer del líquido a los habitantes de la región, los encargados tienen la intención de explotar las cuatro albercas existentes, una de las cuales fue rehabilitada con el apoyo de la administración municipal de Raúl Tadeo Nava, según recuerda Facundo Archundia.

“Hemos rehabilitado los sanitarios, hicimos nuevos vestidores, se rehabilitó una alberca con la ayuda del Ayuntamiento, se construyó una taquilla y ahora se está rehabilitando el salón de eventos sociales”, detalla el tesorero del comité.

Con la rehabilitación de la nueva alberca, el balneario ofrece a los visitantes un nuevo espacio acuático para refrescarse en esta temporada de estiaje, particularmente en la Semana Santa, una temporada que los trabajadores y los comerciantes del interior esperan con alegría.

Mientras Facundo muestra los vestidores recién construidos y los baños rehabilitados hace un año, un poblador se aparece frente a él y le pregunta sobre la oportunidad de instalar un puesto de venta en los próximos días.




Sus palabras demuestran que el deseo del comité empieza a volverse realidad: la gente está volteando a ver otra vez hacia “Las Tazas”, un lugar que había empezado a secarse debido a la falta de acciones para reactivarlo.

Un balneario que también es campamento
Entre las opciones que ofrece el balneario para los visitantes, destaca la de poder pasar la noche allí, en una casa de campaña. Por 100 pesos los adultos, y 50 pesos los niños, la gente tiene derecho a pasar hasta 24 horas en las áreas verdes, lo que implica la oportunidad de acampar por una noche y meterse a las albercas sin que se les cobre más.

Con este servicio, el comité del Comisariado Ejidal, encabezado por Fernando González Jáuregui, busca recuperar la confianza de quienes dejaron de acudir por temor a la inseguridad.

“Ahora tenemos más seguridad, nuevas instalaciones, mejor servicio y ordenamiento de los establecimientos de vendimia; la gente que venga se va a llevar una buena impresión del balneario, y aquellas personas que tenían una mala imagen del lugar van a cambiar de opinión”, afirma Archundia Millán, en la entrada principal del balneario, antes de despedirse de El Sol de Cuautla.

 

  • +morra
  • ares,jpg
  • banner_almeal
  • bootstrap slider
  • pizzas
wowslider.net by WOWSlider.com v8.7

Compruebe también

Buscan a globero asesino

Familiares de la víctima aseguran que eran frecuentes las agresiones contra su novia   Un …

Cuautlaweb.mx : Derechos Reservados 2014 : Diseñado por : Masterwebstyle

Powered by keepvid themefull earn money