Internacionales

Mueren abrazados hermanos oaxaqueños abandonados por ‘coyote’ en el desierto

Migraron desde su comunicad en busca de mejores condiciones de vida, pero fallecieron en su intento de cruzar hacia Estados Unidos

El propio traficante que guiaba a sus hijos le habría confesado que los dejó en un lugar remoto de la frontera entre México y Arizona porque uno de ellos se deshidrató y no podía continuar el camino a pie, y el otro decidió quedarse con él.

«Así es el desierto: si te quedas, te quedas», le dijo el ‘coyote’ al papá de los migrantes

Los cuerpos de dos hermanos oaxaqueños fueron hallados en el desierto de Arizona, Estados Unidos luego de ser abandonados a su suerte por un pollero que acordó ayudarlos en su travesía en el país vecino.

Los hermanos fueron identificados como Édgar de 37 años y Carlos de 23. Ambos se dedicaban al oficio de la albañilería en San Juan Bautista Tuxtepec, región de la Cuenca del Papaloapan.

El 27 de mayo, los hermanos dejaron atrás su comunidad con la esperanza de conseguir un trabajo bien remunerado que diera tranquilidad a sus familias.

Sin embargo, el desierto de Arizona tenía otros planes para ellos. Carlos Enrique, de 23 años, se deshidrató y no pudo más. Su hermano, Edgar, de 37, optó por acompañarlo en espera de un milagro. Ambos fallecieron.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba