¿Sabias que?

¿Sabias que los gatos pueden imitar el llanto de un bebé?

Los gatos, a lo largo de la historia, han adquirido un estatus envidiable.

En el Antiguo Egipto, si un gato familiar moría, todos los miembros de la familia se depilaban las cejas en señal de duelo.

Sin embargo, más allá del devocionario humano, también es cierto que los gatos presentan algunas características ciertamente sorprendentes. Sobre todo en cuanto a sonidos se refiere.

Los gatos tienen una gran capacidad para crear sonidos y también para escucharlos

La mente de un gato puede ser compleja (en más de un sentido)

Los gatos con capaces de producir casi 100 sonidos diferentes, mientras que los perros solo 10. tienen la capacidad de cambiar su maullido para conseguir lo que quiera. Puede hasta imitar el llanto de un bebé para obtener comida.

«Los gatos pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, y la gente suele pensar que es bueno que los gatos solo duerman», afirma Takagi. «Pero los gatos… pueden estar pensando en muchas cosas».

Tienen 36 músculos en cada oreja y funcionan como antenas parabólicas, que se pueden mover de forma independiente y así apuntar de forma directa a la fuente del ruido. Esta alineación de las orejas es automática por reflejo. dirigiéndolas hacia la fuente del sonido, así que son capaces de captar sonidos con mucha precisión,  extrayendo matices que probablemente no somos capaces de percibir.

Los gatos tienen un sentido del oído muy sensible y una capacidad auditiva mucho más desarrollada que la de los humanos. Esto es de gran ayuda cuando necesitan cazar.

Uniendo su capacidad de producir sonidos a la capacidad de registrarlos, se ha logrado componer música específicamente diseñada para gatos que es capaz de calmarlos. Lo cual es toda una ventaja cuando el gato está estresado y así evitar llevarlo al veterinario.

Podrás escuchar esta canción diseñada específicamente para gatos, y probadas por un estudio científico realizado por investigadores de la Louisiana State University (LSU), en el siguiente vídeo:

No cabe duda de que los sonidos de los gatos son complejos, y cuando se sienten estresados solo es cuestión de ponerles un poco de música especial Aww

¿Que te parece?

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba